28 de noviembre de 2006

INFO - Hasta siempre, Merino

Rafael Merino JordanoA pesar de que se trata de algo inevitable, nunca estamos preparados para afrontar la muerte de un ser querido. Y, mucho menos, si se trata de una persona joven, con ganas de vivir y con ilusión por las cosas.

Ayer nos sobrecogíamos al conocer el fallecimiento inesperado de Rafael Merino Jordano, un joven aventurero de envergadura, un padrazo gigante que destilaba bondad por los cuatro costados. Su enorme corazón decidió detenerse de pronto, a la temprana edad de 31 años, dejando viuda y un hijo pequeño.

Sin duda, sus amigos de la Asamblea Local de Cruz Roja Española, junto con todos los expedicionarios que formaron parte de la V Acampada Joven que se desarrolló en el Parque Natural de Monfragüe, lo tendrán presente de por vida. Los tíos grandes, como Merino, jamás se olvidan. Descanse en paz.

No hay comentarios: