12 de mayo de 2006

DESCANSE EN PAZ

El profesor Beltrán Martínez - Fuente: EL MUNDOLa Historia, la Arqueología, la Numismática, el Folclore, la Gastronomía y las costumbres de Aragón han perdido a uno de sus mejores defensores.

Antonio Beltrán Martínez, catedrático emérito, investigador, historiador, prolífico escritor y cronista oficial de Zaragoza, falleció el 29 de abril en la capital aragonesa a los 90 años. Estaba viudo y tenía varios hijos, algunos de los cuales siguen sus pasos. Colaborador de la revista La Expedición, editada por la Asociación Jóvenes Aventureros, solía recordar las cuatro ciudades que habían marcado su vida: Valencia -donde se licenció en Derecho y Filosofía y Letras-, Madrid -lugar en el que se doctoró-, Cartagena —donde comenzó su actividad de docencia- y Zaragoza -donde desarrolló toda su actividad como catedrático y doctor y de cuya Facultad de Filosofía y Letras fue decano—.

No resulta fácil resumir su ingente labor como investigador, docente y divulgador. Con motivo de un reciente homenaje, alguien resumió así sus publicaciones: 50 libros y 118 artículos sobre arte rupestre, disciplina en la que era un reconocido experto mundial; 48 tratados sobre Cartagena; 160 sobre temas arqueológicos aragoneses; 98 sobre prehistoria general y otros 90 sobre numismática.

Antonio Beltrán Martínez

Entre otros títulos, era autor de Arte rupestre levantino, La Numismática de Aragón, Introducción al folclore aragonés, Historia de Zaragoza, Arte prehistórico en Aragón, Indumentaria aragonesa, Aragón y los aragoneses o Introducción a la Numismática. Además, pronunció innumerables charlas en Radio Zaragoza por las que recibió el Premio Nacional de Prensa y Radio.

Fundó el Museo Municipal de Cartagena y el Etnológico y de Ciencias Naturales de Aragón, de los que fue director. Asimismo, dirigió entre 1956 y 1974 el Museo Provincial de Zaragoza y fundó la Academia de Gastronomía Aragonesa que, en marzo de 2004, le rindió un homenaje.

Antonio Beltrán MartínezFue comisario de excavaciones arqueológicas en Murcia, Cartagena, Huesca y Zaragoza. Era secretario general perpetuo de los Congresos Arqueológicos Nacionales desde 1940. Realizó estudios en yacimientos arqueológicos de varios países de Europa, América, Africa y Oriente Próximo, donde dio conferencias y asistió a congresos. Asesor de la Unesco para el arte rupestre, estudió esta materia en abrigos y cuevas con pinturas levantinas y esquemáticas de Teruel, Valencia, Murcia, Castellón y paleolíticas de Guadalajara, Burgos, Guipúzcoa, Santander y el sur de Francia.

En 1960 realizó un exhaustivo estudio científico sobre el Santo Grial, encargado por el entonces arzobispo de Valencia, Marcelino Olaechea. Dejó constancia de esa investigación en varias publicaciones. Era miembro de las academias de Historia y de Bellas Artes de San Fernando y miembro de medio centenar de entidades sabias de España, Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia, Portugal y Perú. A lo largo de su vida recibió innumerables distinciones y premios, entre otros la Medalla de Oro de la Ciudad de Zaragoza, el Premio Aragón de Humanidades, las Palmas Académicas de Francia, la Encomienda con placa de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio. Cronista oficial de Zaragoza desde 1998, obtuvo en el año 2000 la Medalla de Oro las Cortes de Aragón. Descanse en paz.

No hay comentarios: