25 de abril de 2005

REPORTAJE - VI Día del Vecino

Más de 5.000 personas pasaron durante todo el día de ayer por el Paseo de Cervantes para participar en el Día del Vecino, una jornada de convivencia organizada por el Ayuntamiento de Montilla y promovida por el Consejo Municipal de Participación Ciudadana, que contó con la asistencia de veintinueve colectivos de la localidad.

Más de 5.000 personas en el Día del Vecino - BELLIDO

A partir de las 11.00, los aledaños del Llano de Palacio comenzaron a llenarse de vecinos que no quisieron perderse las numerosas actividades encaminadas a resaltar valores como la convivencia y la tolerancia multicultural. Bajo el lema “en Montilla, convivimos”, el Día del Vecino acercó a miles de montillanos que, aprovechando las buenas temperaturas, se congregaron en el Paseo de Cervantes para participar en degustaciones de gastronomía internacional o asistir a conciertos de música étnica.

Stand de AMAIS y Jóvenes Aventureros - BELLIDO

La sexta edición del Día del Vecino contó con la participación de 29 colectivos, de manera que se superó la participación de asociaciones con respecto a la edición anterior, con dos colectivos más que el año pasado. En concreto, los dos nuevos colectivos que formaron parte por vez primera de esta jornada participativa fueron el Consejo Local de la Juventud y la Asociación Montillana de Atención a los Inmigrantes.

Para el presidente del CLJ, José Francisco Zafra, el Día del Vecino supuso “una oportunidad magnífica para explicar los objetivos de nuestra organización a una gran cantidad de vecinos”. En ese sentido, el representante juvenil hizo hincapié en “el espíritu de colaboración del CLJ, al tratarse de una entidad que representa a las asociaciones que trabajan con la gente joven de Montilla y que, en la actualidad, está compuesta por representantes de trece colectivos”.

La jornada promovió valores como la tolerancia - BELLIDO

Por su parte, el presidente de AMAIS, José Miguel Delgado, valoró positivamente “la decisión del Ayuntamiento de hacer coincidir el Día del Vecino con una serie de actividades dirigidas a resaltar valores como la tolerancia, el respeto y la convivencia con las personas de otros países que ya se han instalado en Montilla”. No en vano, AMAIS es un colectivo fundado en la localidad el pasado año, con el objetivo de favorecer la integración social de un sector de población tan importante como el colectivo inmigrante.

Torneo infantil de ajedrez del Club 1900 - BELLIDO

Por otro lado, la Asociación de Vecinos Gran Capitán quiso conmemorar el Día del Libro repartiendo de forma gratuita ejemplares de libros de autores montillanos, mientras que Cruz Roja Juventud dirigió un taller de cuentacuentos. Asimismo, el Club 1900 promovió un torneo de ajedrez en el que participaron decenas de niños, mientras que los alumnos del Conservatorio Elemental de Música ofrecieron conciertos a lo largo de toda la jornada.

11 de abril de 2005

OPINIÓN - ¿Agricultura ecológica?

En estos tiempos en los que está tan de moda hablar de la agricultura ecológica, de las técnicas de cultivo poco agresivas con el medio natural o de las nuevas formas de alimentación, podríamos reflexionar también acerca de la “otra agricultura ecológica”, es decir, de aquélla relacionada de manera directa con los usos y costumbres de nuestros jornaleros.

Y es que, cada vez que salgo al campo, se me irritan los ojos al comprobar la cantidad de basura que dejan algunos campesinos cuando trabajan en las labores de la tierra. También experimento esa sensación incómoda cuando observo la cantidad de cartuchos usados que nuestros cazadores abandonan en el suelo cuando salen de batida. No obstante, la gota que ha colmado el vaso de mi paciencia, ha sido la enorme cantidad de basura que encontré la pasada semana en un olivar muy cercano a nuestro casco urbano: bolsas de plástico, envases de yogur, papeles, cascos de bebidas, cristales y un largo etcétera, que convertían la parcela en un verdadero cementerio de residuos.

Algunas fincas parecen verdaderos estercoleros

No digo yo que cuando el agricultor dé buena cuenta de su fardel en el campo, tenga que venir hasta Montilla para depositar los residuos. Pero entiendo que cuesta muy poco trabajo meter la basura en una bolsa y echarla al macuto para, más tarde, introducirla en un contenedor, una vez se llegue al casco urbano. Me gustaría saber si todo el que tira esta basura en el campo, después en su propia casa hace lo mismo. Seguramente, no. Lo más probable es que lo tengamos todo reluciente, como debe ser.

A veces me pregunto si estas costumbres tan poco ecológicas no pasarán factura de alguna manera. Es decir, si siguiendo ese comportamiento incívico que nos invita a hacer lo que nos da la gana (que para eso estamos en el campo), no se merma la producción. Lo que está claro es que si las raíces de nuestros olivos se nutren de un terreno absolutamente atestado de basura, la calidad de las aceitunas no puede ser la mejor. No entiendo por tanto cómo algunos propietarios se quejan del bajo rendimiento de sus explotaciones, si ellos mismos contribuyen a esta situación teniéndolo todo degradado y contaminado.

Sin duda alguna, estas actitudes tan poco respetuosas con nuestro entorno, tienen su origen en la poca cultura que gastamos en temas de Salud y Medio Ambiente. Da la sensación de que estos ámbitos son poco tenidos en cuenta por la mayoría de los ciudadanos. Por eso, me gustaría proponer a los sindicatos agrícolas que, cuando se impartan cursillos relacionados con cuestiones agrícolas, se dediquen horas lectivas también a cuestiones medioambientales, y que no se ciñan sólo a obtener una mayor rentabilidad del suelo. Porque, aunque no nos demos cuenta, el respeto por nuestro entorno es el comportamiento más rentable posible para todos.

Por último, me gustaría desde estas líneas hacer un llamamiento a la Concejalía de Salud y Medio Ambiente para que, en próximas actuaciones, se ocupen y se preocupen de la salud de nuestros campos y de la calidad ambiental de nuestras tierras.
Emilio Polonio Cruz
Presidente de Jóvenes Aventureros